My Airbus

Flying has never been so good!

Norman Borlaug – el alimentador del mundo

Posted by Rafael Baston on September 15, 2009

Con extractos del artículo publicado por  Sergio Sarmiento

Norman_BorlaugEl pasado 12 de septiembre, murió el “Padre de la Revolución Verde” en su casa de Dallas, Texas. Este científico estadounidense, reconocido mundialmente con el Premio Nobel de la Paz (1970), con la Condecoración Padma Vibhushan de la India, con la Medalla Presidencial de la Libertad y la Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos es considerado el padre de la agricultura moderna ya que, a través de sus estudios en México durante los sesentas y setentas, desarrolló semillas híbridas que sirvieron para incrementar notablemente la producción agrícola en México, la India y Paquistán. 
 
“En la aldea global en que hoy vivimos Borlaug no sólo era virtualmente mexicano sino uno de los científicos más distinguidos que han trabajado en nuestro país. Sesenta y tres de sus 95 años vivió en México, donde desarrolló nuevas variedades de granos que salvaron a más de mil millones de personas de morir de hambre.

En 1970 Borlaug tenía 56 años de edad. Trabajaba, como casi todos los días, en las instalaciones del Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo (CIMMyT) en Texcoco. Su esposa Margaret lo alcanzó en los campos en un vehículo para decirle que un periodista había llamado para entrevistarlo por haber ganado el Premio Nobel de la Paz. “Te están tomando el pelo”, le dijo y siguió trabajando hasta la noche, cuando ya se habían acumulado centenares de llamadas de felicitación. “Hemos tomado esta decisión -decía un comunicado del Comité del Nobel- con la esperanza de que dar pan también traerá la paz al mundo”.

Norman Ernest Borlaug nació el 25 de marzo de 1914 en una familia de extracción noruega en la zona rural de Iowa, Estados Unidos. Trabajó desde muy joven para pagarse la colegiatura en la Universidad de Minnesota durante la Gran Depresión. Tras obtener un doctorado en patología vegetal, fue contratado por la empresa química DuPont durante la Segunda Guerra Mundial. En 1944 se unió a un proyecto de la Fundación Rockefeller para combatir el hambre en México. De ahí surgiría el CIMMyT.

Centros de investigacion en MexicoBorlaug produjo en México variedades enanas de trigo más resistentes y productivas que las tradicionales. Entre los años cuarenta y sesenta estas variedades permitieron que las cosechas mexicanas de trigo aumentaran seis veces en volumen. En los años sesenta la explosión de población en la India y Paquistán, como consecuencia de la introducción de medicamentos modernos, provocó una enorme crisis alimentaria. Borlaug recibió una invitación de los gobiernos de la India y Paquistán e introdujo ahí las semillas mexicanas. Al igual que en México, la producción de trigo se multiplicó.

La Fundación Rockefeller comenzó un proyecto similar en las Filipinas para producir arroz. Éste también tuvo éxito. El gobierno chino copió las técnicas del doctor Borlaug y produjo variedades enanas que pusieron fin al hambre que había venido azotando al país.  Los medios de comunicación pronto le pusieron a las innovaciones del doctor Borlaug el mote de “revolución verde”. A él nunca le gustó el nombre y siempre insistió en la necesidad de reducir el crecimiento de la población en los países pobres para realmente acabar con el hambre.

Su revolución agrícola había aumentado la producción de granos en el mundo de 650 millones de toneladas en 1950 a 1,900 millones de toneladas en el 2000 con una expansión de sólo 600 a 660 millones en las hectáreas en cultivo. Se le atribuye al doctor Borlaug haber evitado la muerte de mil millones de personas, la mayoría niños.

Norman Borlaug siempre tuvo que luchar contra el conservadurismo que se opone a los avances de la ciencia. En los sesenta combatió la resistencia a aceptar nuevas variedades de granos. En el siglo XXI combatió los mitos sobre los transgénicos. “Hasta la fecha no hay una sola prueba científica creíble que sugiera que comer productos agrícolas transgénicos dañe el organismo humano o el ambiente”.

Este articulo queda como una muestra de reconocimiento y agradecimiento a la labor humanitaria y científica del Doctor Borlaug para México y el mundo entero.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: